El BONO SOCIAL


Benefíciate de las nuevas ayudas que el Gobierno ha puesto a disposición de los consumidores más vulnerables. Obtén descuentos sobre las facturas de la luz, el gas o el agua del 25%, del 40% y hasta el 50%. Es gratis. Te contamos quién puede beneficiarse y cómo conseguir el Bono Social fácil y rápido.
 
 
Cómo solicitar el bono social y sus requesitos
     
 

¿Qué es el Bono Social?

El Bono Social es un tipo de ayuda que ofrece el Gobierno español para pagar los recibos de la luz, del gas o del agua y ofrecer un ahorro para aquellas personas con menos recursos que la soliciten. El Bono Social, por lo tanto, es un descuento sobre las facturas de la luz, del gas o del agua y la pueden solicitar todos aquellos consumidores que se consideren Vulnerables. Solicitarlo es gratuito y, dependiendo del grado de vulnerabilidad, se pueden conseguir rebajas del 25%, del 40% y hasta del 50% sobre las facturas. Sólo tienes que solicitarlo en la compañía donde tienes contratada la luz, el gas o el agua y, una se apruebe y se conceda, ahorrarte parte del importe durante todo el año.
En resumen:
  • El Bono Social es una ayuda en forma de descuento;
  • Existen diferentes tipos de Bono Social (Bono Social Eléctrico para facturas de luz, Bono Social Térmico para de gas y calefacción y el Bono Social del agua;
  • Para personas consideradas Vulnerables (se tienen que cumplir unos requisitos);
  • Existen grados de Vulnerabilidad (vulnerables, vulnerables severos, en riesgo de exclusión
  • Las rebajas sobre las facturas son del 25%, del 40% o del 50%, dependiendo del grado de vulnerabilidad;
  • Solicitarlo es Gratis.
  • A continuación te explicamos todo lo que tienes que saber para conseguir el Bono Social en la compañía en la que tengas domiciliada las facturas de gas, electricidad o agua.

    ¿Cómo solicitar el Bono Social?

    Si quieres pedir el Bono Social a una compañía energética, como ya explicamos más arriba, tienes que hacerlo sólo a través de las Comercializadoras correspondientes autorizadas por el Gobierno. Ponte en contacto con la compañía a través de sus comercializadoras, ya sea a través de su Teléfono, su Página web o su Email (ver más arriba listado). Cada compañía tiene un departamento correspondiente que se hará cargo de tu solicitud. Ellos os informarán de toda la documentación que tendrás que presentar junto en la solicitud. Además, estas comercializadoras de referencia se encargan de tramitar la solicitud y de comunicarte si ha sido aceptada o no.
  • Cómo Solicitar el BONO SOCIAL de IBERDROLA

  • Cómo Solicitar el BONO SOCIAL de ENDESA

  • Compañías donde solicitar el Bono Social

  • ¿Qué consumidores se consideran Vulnerables?

  • Solicitar el BONO SOCIAL ELÉCTRICO

  • Solicitar el BONO SOCIAL TÉRMICO

  • Solicitar el BONO SOCIAL del AGUA

  • Requisitos para solicitar el Bono Social

    El Bono Social, sea del tipo que sea, pueden solicitarlo todas aquellas personas que cumplan con unos requisitos, normalmente de desempleo, para familias numerosas, pensionistas o familias sin recursos económicos. Una vez hecha la solicitud, que es gratuita, si se han cumplido con las condiciones, el consumidor disfrutará de descuentos que pueden ser del 25%, del 40% o del 50%. Los requisitos principales que tienen que cumplir los consumidores que soliciten el Bono Social son:
  • Tener contratada la tarifa PVPC;
  • Tener contratada una potencia igual o inferior a 10 kW en la vivienda;
  • Ser un consumidor considerado Vulnerable.
  •    

    ¿Qué documentación se necesita para pedir el Bono Social?

    La documentación necesaria para poder aspirar a los descuentos del Bono Social tiene el objetivo de demostrar la escasez o falta de capacidad económica para hacerse cargo de las facturas, qué tipo de discapacidad se tiene, a qué tipo de familia se pertenece o la pensión que se cobra. Veamos qué papeles tienes que presentar junto con la solicitud para que te aprueben el Bono Social:
  • Rellenar el Formulario Bono Social correspondiente que facilita la compañía
  • (se consigue pidiéndolo en la comercializadora de referencia)
  • NIF o NIE fotocopiado del titular del contrato y de todos los miembros de la familia
  • Certificado de Empadronamiento
  • Se puede conseguir en las oficinas de Atención a la Ciudadanía y en los Ayuntamientos
  • Libro de familia o certificado individual del Registro Civil que acredite el estado civil del usuario
  • Se puede pedir en las oficinas de Atención a la Ciudadanía o en los Servicios Sociales Territoriales
  • Título oficial de Familia Numerosa (en caso de formar parte)
  • Certificado de Circunstancias Especiales (se puede conseguir en el Departamento de Asuntos Sociales o en las Consejerías de Servicios Sociales) que acrediten:
  • Discapacidad igual o mayor al 33%
  • Víctima de violencia de género
  • Víctima de terrorismo
  • Dependencia reconocida en Grado II y III
  • Los requisitos de Renta anual y de Pensión mínima se validan automáticamente por el Ministerio. Sin embargo, en la Comunidad Navarra se tiene que presentar también la Declaración de la Renta.
  • Si crees que formas parte de alguno de estos tipos de consumidores vulnerables que se prevén para poder disfrutar de las ayudas del Gobierno como el Bono Social, en la Solicitud tendrás que presentar la documentación que acredite alguno de estos puntos, como por ejemplo es presentando la documentación oficial de tu pensión mínima, que formas parte de una familia numerosa o monoparental, que se tienen pocos ingresos o que se tiene una discapacidad.  

    ¿Cuándo tengo que renovar el Bono Social?

    Si estás disfrutando del Bono Social, puede que quieras saber cuándo puede dejar de aplicarse. Existen 2 situaciones por las que tienes que renovar el Bono Social si quieres seguir disfrutándolo:
  • En caso de que la ayuda finalice al cabo de 2 años;
  • En caso de que el carné de Familia Numerosa haya caducado.
  • En cualquiera de los dos casos, podrás de nuevo solicitar el Bono Social sin problemas y sin que la compañía te ponga trabas.  

    ¿Qué plazo hay para atender las solicitudes del Bono Social?

    El plazo que tienen las compañías para tramitar las solicitudes es de 15 días. Una vez realices la solicitud, pasadas dos semanas la compañía eléctrica deberá indicarte si la ha aceptado o la ha rechazado e indicarte la razón.

    Si te aceptan la solicitud, la compañía deberá abonarte el descuente en la primera factura y disfrutarás del Bono Social.

    En caso de tener el Bono Social antiguo, la compañía le aplicará retroactivamente el descuento sobre su factura, siempre y cuando solicites de nuevo el Bono Social actual.  

    ¿Qué es el PVPC o Precio voluntario para el pequeño consumidor?

    El Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, o más conocido por sus siglas PVPC, es un sistema nuevo que fija el precio de la energía eléctrica cuya potencia no sea superior a 10 kW.

    Este nuevo sistema de regulación de los precios, que sustituye al anterior TUR (Tarifa de Último Recurso), garantiza que el consumidor pague por el consumo que hace, dejando de exponerle al vaivén de precios resultante de las subastas.

    Si quieres beneficiarte del Bono Social, es imprescindible que contrates una tarifa PVPC de las Comercializadoras de Referencia (ver listado más abajo), sólo estas compañías están autorizadas por el Gobierno Español para ofrecer este descuento para consumidores con dificultades económicas. Sólo si tienes una tarifa cuya potencia sea igual o inferior a 10 kW podrás acogerte a este descuento.

    Las tarifas PVPC forman parte de un mercado regulado, lo que significa que los precios no son estables ni los preestablece la compañía eléctrica, en este caso. Éste se diferencia del mercado libre, al cual también podemos formar parte.

    Las tarifas reguladas o PVPC se establecen bajo la oferta y la demanda diarias, es decir, pueden cambiar incluso cada hora. Estos cambios se aplican sobre tu factura, pagando más en franjas más caras y pagando menos en las más baratas.  

    Diferencias entre el Mercado Libre y el Mercado Regulado Eléctrico

    Algo que tienes que saber antes de solicitar el Bono Social es que tu contrato tiene que tener contratada la tarifa PVPC, que forma parte de uno de los dos mercados eléctricos en España.

    Como consumidor, puedes elegir formar parte del Mercado Libre o del Mercado Regulado a la hora de pagar por la electricidad que consumas.

    En el caso de querer saber qué pagas cada mes porque prefieres saber el precio que fija la compañía eléctrica en cantidad de consumo y potencia, el tipo de tarifa que tienes que contratar es el de Mercado Libre. En caso de querer acogerte a una tarifa PVPC, como es el caso de los solicitantes del Bono Social, la oferta y demanda diarias determinan el precio.

    El Mercado libre, por lo tanto, es aquel que permite a las compañías fijar precios y ofrecer ofertas libres del vaivén de precios sujetos a la oferta y demanda diarios. En este caso, por ejemplo, también se puede contratar mayor potencia y acogerse a servicios que las tarifas PVPC no pueden proporcionar con la limitación de 10 kW. Estas tarifas se diferencian del resto de compañías porque cada una oferta un paquete diferente.

    La cantidad de compañías que se pueden elegir para contratar la luz de tu casa, cientos en la actualidad, es mucho mayor que las comercializadoras de referencia que el Gobierno ha admitido para las PVPC.

    El Mercado Regulado, en cambio, es aquel que se acoge a la oferta y demanda diarias. Al fijarse los precios por hora, la tarifa queda regulada en función de estos precios y el consumidor paga lo que el mercado dictamina. Es el Gobierno, pues, el que marca los precios y no las compañías, como en el Mercado Libre.

    Si quieres cambiar de mercado eléctrico, podrás hacerlo sin problemas. Sólo tienes que solicitarlo en tu compañía y pasarte al mercado eléctrico que más te convenga. Concretamente, si quieres solicitar el Bono Social, tendrás que cambiarte al mercado regulado y contratar una tarifa PVPC.  

    ¿Por qué pedir el Bono Social?

    Recientemente ha habido cambios en el modelo energético estatal con el objetivo de mitigar las dificultades económicas y laborales que muchas personas sufren en la actualidad. Los problemas derivados de la falta de recursos, el aislamiento o la dependencia pueden generar problemas para pagar las facturas energéticas (de luz, agua o calefacción), llevando a estas personas a una situación de dependencia energética, sufriendo efectos adversos sobre su salud y de exclusión social.

    Hoy en día en España hay cada vez más personas que no se pueden permitir mantener una temperatura adecuada (mínima y saludable) en su hogar, sufriendo las consecuencias de la escasez energética.

    En invierno, por ejemplo, es una de las épocas del año donde más se pone de manifiesto los problemas para combatir el frío de miles de familias. Además, la electricidad es cada vez más cara y muchas personas sufren cortes en el suministro porque no pueden pagar las facturas, llevando a situaciones de miseria y penurias para muchas personas que hasta la fecha nunca se consideraron en riesgo de pobreza.

    Si tienes dificultades para pagar las facturas energéticas, tienes que saber que el Gobierno ha puesto a disposición de aquellas personas que cumplan con unos requisitos mínimos, unas ayudas para garantizar un servicio mínimo, capaz de combatir la dependencia energética y los problemas derivados del precio de las facturas, que van desde descuentos del 25% en las facturas energéticas, del 40% y hasta del 50% en casos de exclusión social.

    ¿Te gustó la información? ¡Compártela!